Cómo optimizar la cadena logística de un producto

Escrito por 18 abril, 2016Logística
Optimizar la cadena logística de un producto

La gestión de la logística y su optimización se han convertido, hoy en día, en elementos clave para el éxito de toda estrategia de ventas. Esto es debido, fundamentalmente, a la creciente globalización de los intercambios comerciales. Reducir costes, ajustar tiempos o aumentar la calidad, son algunas claves a seguir para alcanzar las expectativas del cliente. Pero, ¿cómo puedo optimizar la logística de distribución de mis productos?

  • El primer reto es hacer una estudiada planificación que nos permita determinar el medio de transporte más adecuado o, en su caso, los medios de transporte necesarios. Ten en cuenta que en función del producto que comercialices será conveniente utilizar un medio de transporte u otro. Si se trata de productos perecederos, tu mejor opción es el transporte aéreo. Si manejas grandes volúmenes de mercancía, te recomendamos recurrir al transporte marítimo o al tren. Para trayectos cortos, es muy útil el transporte por carretera, siempre y cuando, el volumen de tu mercancía no sea excesivo.
  • Los canales de distribución juegan un papel crucial en la logística. Analiza cada uno de ellos conforme las necesidades de tu empresa y, si es necesario, ubica un centro logístico para reducir costes.
  • Trata de minimizar los tiempos muertos y los retrasos en la ejecución. Piensa que todo lo que no aporte valor a tu empresa es un gasto añadido. Además, controla adecuadamente tu stock en almacén, así evitarás los costes por rotura. Es muy útil ayudarse de alguna herramienta informática que permita la gestión automática de inventarios.
  • Analiza las oportunidades y amenazas del mercado, éstas te aportarán un amplio conocimiento sobre la demanda actual y permitirán mantener tu posición en el mercado. No olvides adaptar tu producto y su comunicación al mercado.
  • Trata de optimizar el empaquetado, etiquetado y embalaje. Realiza un estudio exhaustivo del producto y la cadena de distribución, así evitarás sobrecostes derivados del exceso de embalaje o, en contra, de la falta de protección.

Para terminar, recuerda que los datos son la base de la información. Medir los resultados nos ayudará, sin lugar a dudas, a conocer si el proceso de optimización está dando los resultados esperados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies