Docker: la solución a la problemática de distintos entornos, despliegues y escalabilidad

Escrito por 19 abril, 2016Desarrollo de software
Docker

El problema de lidiar con distintos entornos, con las particularidades de cada despliegue y con la complejidad de la escalabilidad tiene solución: Docker. ¿Pero qué es Docker?. Docker es una herramienta de código abierto que permite la creación contenedores para la ejecución de cualquier aplicación independientemente del entorno en el que se quiera realizar la instalación.

Estos contenedores incluyen todo lo necesario para que las aplicaciones funcionen: código, dependencias en tiempo de ejecución, herramientas del sistema, bibliotecas del sistema, etc. Además, Docker permite que estos contenedores almacenen todo aquello que se pueda instalar en un servidor.

Esta tecnología de desarrollo de software apenas lleva 3 años desde su lanzamiento y ya se ha convertido en un referente. En sus inicios, comenzó trabajando con Linux y a día de hoy, se ha desarrollado también para Microsoft. Docker también cuenta con un acuerdo con IBM para la creación y ejecución de la próxima generación de aplicaciones en la nube de IBM.

De Docker podemos destacar tres características esenciales:

  • Ligero: al agrupar todos los contenedores en el mismo núcleo del sistema operativo, se produce un inicio instantáneo y un uso más eficiente de la memoria RAM. La descarga de imágenes es mucho más eficiente debido al uso de un sistema de archivos en capas.
  • Abierto: Docker está basado en estandares abiertos. Esto permite que se ejecute en las principales distribuciones de Linux y en los sistemas operativos de Microsoft con soporte para todas las infraestructuras.
  • Seguro: los contenedores aislan las aplicaciones entre sí, proporcionando así una capa adicional de protección para cada una.

Entre los beneficios que nos proporciona Docker podemos encontrar los siguientes:

  • Publicaciones de software más rápidas: la frecuencia media de entrega de versiones mediante tecnología es siete veces superior a la de aquellos que no la usan.
  • Mejora la productividad de desarrollo: esto se debe a que reduce el tiempo empleado para configurar nuevos entornos y solucionar los problemas derivados de usar entornos diferentes.
  • Transferencia de aplicaciones: las aplicaciones compatibles con Docker pueden transferirse sin problema desde equipos de desarrollo locales.
  • Estandarizar las operaciones de aplicaciones: las aplicaciones con contenedores facilitan la implementación, la identificación de problemas y el retorno a fases anteriores para solucionarlos.

Docker nos ayuda a construir un mejor software ya que, una vez que nuestra aplicación está dentro de los contenedores, nos ayuda con la configuración y mantenimiento de los diferentes entornos y herramientas. Esto permite que nos podamos centrar en la creación de nuevas características, solucionar los problemas que vayan surgiendo y la publicación de versiones.

En próximos posts iremos ampliando información y explorando todas las posibilidades que nos permite esta nueva tecnología para el desarrollo de software. De momento, les dejamos el enlace de la web oficial de Docker.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies